¿Por qué la proteína es esencial para bajar de peso?

¿Lo has intentado todo y no consigues perder peso? Te daremos el secreto que te ayudará a perder esos kilos de más.

¿Tomar proteína realmente adelgaza?

Cuando decides bajar de peso y consultas con expertos o incluso amigos o familiares, encuentras todo tipo de dietas, y puede resultar abrumador elegir la mejor para cumplir tu objetivo y conservar tu salud.

Las dietas más populares siguen regímenes en los que varía el consumo carbohidratos y grasas, pero en todas, algo fundamental es el consumo de proteína. ¿Sabes por qué?

El papel de la proteína en la pérdida de peso involucra varios mecanismos. Para empezar, cuando consumes proteína, aumenta la secreción de dos hormonas que te hacen sentir lleno (GIP, GLP-1) y de una que regula el apetito (grelina)[1].

Al sentir saciedad no caes en la constante tentación de abrir la nevera y comer lo primero que te encuentres.

Por otro lado, el cuerpo utiliza más calorías para digerir la proteína que para digerir grasas y carbohidratos, y este gasto energético adicional podría explicar la eficacia de las dietas altas en proteína[2].

Esto se conoce como el efecto termogénico de los alimentos y se refiere a la cantidad de calor que genera el cuerpo al digerir los alimentos que consumes.

Otro punto a favor de las dietas altas en proteína es su efecto en la composición del cuerpo pues ayudan a preservar una masa corporal libre de grasa durante la pérdida de peso, es decir que al seguir una dieta rica en proteína perderás más grasa y seguirás manteniendo tu masa muscular.

En resumen, las dietas con alto de contenido de proteína son las preferidas para perder peso porque te mantienen lleno por más tiempo, te hacen quemar energía adicional y te ayudan a mantener tu masa muscular.

¿Qué proteínas tomar cuando quieres bajar de peso?

Las proteínas se encuentran naturalmente en casi todos los alimentos, pero en mayor concentración en legumbres, nueces y productos animales. Sin embargo, no todas las fuentes de proteína son iguales e incluso algunos de sus componentes pueden hacerte daño y echar a perder tus esfuerzos para bajar de peso.

Te contamos cuáles son dos de los componentes en estas fuentes de proteína, que en grandes cantidades o a largo plazo, pueden ser dañinos para tu salud[3]:

  • Grasa saturada, pone en riesgo la salud cardiaca, hace que se acumule colesterol en las arterias y eleva el colesterol LDL. Las grasas saturadas se encuentran en carnes grasosas y productos lácteos enteros.
  • Carne roja, además de contener grasa saturada, se han encontrado vínculos con cáncer y diabetes. En un estudio publicado en 2011 se encontró que el consumo de carne roja procesada está ligado al aumento del riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Las carnes rojas procesadas incluyen tocino, salchichas, jamones y embutidos.

Por fortuna existen otras fuentes de proteína bajas en grasa, así como fuentes vegetales de proteína.

En cuanto a las fuentes vegetales, puedes elegir nueces, semillas, frijoles, productos de soya y granos enteros. Las legumbres aparte de la proteína contienen fibra, vitaminas y minerales, al igual que las nueces, que además son una excelente fuente de grasas mono y poliinsaturadas.

Por otro lado, los complementos de proteína se han convertido en la herramienta ideal y en una forma conveniente y deliciosa de agregar proteína de alta calidad a tu dieta y así obtener sus beneficios para controlar el peso.

¿Cómo elegir los complementos de proteína indicados para ti?

El mejor suplemento para ti es el que te permite cuidar tu salud, y conseguir tu objetivo.

Los complementos de origen animal, aparte de causar sufrimiento a los animales, y cuya producción afecta gravemente al medio ambiente, generalmente no son aptos para todos, pues contienen alergenos y tienen efectos digestivos molestos.  

Por otro lado, los complementos de origen vegetal se adaptan a una gran variedad de dietas, incluyendo veganas, paleo y keto. Son de fácil digestión y son amigables con el ambiente.

Lee cuidadosamente las etiquetas de los productos que consumes. Para bajar de peso, fíjate que el complemento sea bajo en grasa y sin azúcares añadidos. ¡Explora sabores y encuentra tu favorito!

Nuestra recomendación

Se ha demostrado que el papel de la proteína es clave para el manejo del peso por su efecto sobre la saciedad, la termogénesis y la composición corporal.

Es por esto que las dietas altas en proteína son ideales para bajar de peso y mantener la musculatura.

Sin embargo, no todas las fuentes se proteína son iguales ni se adaptan a todas las dietas, y algunas, como las de origen vegetal, te pueden traer mayores beneficios a ti y al medio ambiente.

Los complementos de proteína son el acompañamiento perfecto para alcanzar tu meta de consumo de proteína de alta calidad y así perder los kilos de más.

¿Sabes cuánta proteína necesitas diariamente?


[1] Pesta DH, Samuel VT. A high-protein diet for reducing body fat: mechanisms and possible caveats. Nutr Metab (Lond). 2014;11(1):53. Published 2014 Nov 19. doi:10.1186/1743-7075-11-53

[2] Johnston CS, Day CS, Swan PD. Postprandial thermogenesis is increased 100% on a high-protein, low-fat diet versus a high-carbohydrate, low-fat diet in healthy, young women. J Am Coll Nutr. 2002 Feb;21(1):55-61. doi: 10.1080/07315724.2002.10719194. PMID: 11838888.

[3] Good vs. Bad Protein. Eunice Mendoza. 2021. URL: https://www.livestrong.com/article/540612-good-vs-bad-protein/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *